¿Qué es el DGP?

El Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) es una innovadora técnica de detección de anomalías genéticas previa a la transferencia del embrión al útero de la mujer.

Se trata de una metodología que utiliza técnicas de micromanipulación (biopsia) embrionaria junto con técnicas de genética molecular que permiten el diagnóstico de anomalías genéticas. El DGP se utiliza como complemento de la fecundación in vitro (FIV). Su médico puede recomendarle el DGP si hay una posibilidad de que sus embriones estén afectados de determinadas características cromosómicas o enfermedad genética. Estas características pueden evitar la implantación de los embriones, provocar la pérdida del embarazo, o el nacimiento de un niño con problemas físicos y/o retraso mental o afectado de una enfermedad genética. El DGP puede ayudar a prevenir estos resultados adversos identificando los embriones afectados durante su desarrollo en el laboratorio y antes de ser transferidos en un ciclo de FIV.